Entrevistamos a la alumna de nuestro curso en São Paulo, Brasil: Candance M. Mehaffey-Kultgen!

Nacida en Alemania, Candance M. Mehaffey-Kultgen se mudó para los Estados Unidos cuando joven, realizando su carrera académica en el área de Negocios, Ética y Comportamiento Organizacional. Profesora Asistente de la Fort Hays State University y con 30 años de experiencia, ya dio clases en diversos países como Guatemala, Rusia, Estonia, China, los Estados Unidos, Canadá, Alemania, Suecia, Dinamarca y algunos de Oriente Medio.

La pasión de Candace por el conocimiento y por las diversas cultural del mundo hacen que sea mucho más que una simple profesora, sino una fuente para aquellos que verdaderamente buscan aprender, “soy vieja lo suficiente para tener sabiduría y joven suficiente para saber que aún hay por aprender más” dice. Habiendo pasada su infancia en un orfanato para después, ser adoptaba y llevada a los Estados Unidos con nuevas oportunidades de vida que le permitieron una mirada única sobre Negocios y Educación.

En esta notable entrevista Candance M. Mehaffey-Kultgen, nos cuenta como ha sido su experiencia en el programa Strategy & Marketing for Emerging Countries en la Universidade Paulista, en São Paulo – Brasil, y comparte detalles sobre su trayectoria y su ideología profesional.


Ha estado realizando el curso Strategy & Marketing for Emerging Countries, aquí en São Paulo – Brasil, ¿cuál fue la experiencia más impactante que ha tenido?

Adoré a todos los profesores, me dieron informaciones nuevas para mi vida. Yo doy clases de Negocios en una Business School en los Estados Unidos, pero no tenemos mucha información sobre Brasil. Esta ha sido una experiencia encantado para aprender cómo la economía funciona en Brasil y cómo los negocios reaccionan ante la pobreza. Amé cada minuto.


Actualmente, eres Profesora Asistente de la Universidad Estadual de Fort Hays en Hay, Kansas. ¿El curso te ha proporcionado nuevas perspectivas de enseñanzas?

¡Sin duda alguna! En este momento nuestra universidad no tiene informaciones sobre lo que está sucediendo en Brasil. Ahora tendremos una perspectiva de las economías emergentes en América del Sur. Cuando vuelva para los Estados Unidos, haré una presentación para la universidad entera, para que ellos puedan entender e incrementar lo que estoy aprendiendo aquí, ya sea clase de Negocios, Liderazgo, etc. Porque las personas siempre quieren hacer nuevos negocios, principalmente con los países emergentes que les gustarían enseñar o invertir. Yo también daré conferencias para nuestra comunidad. Pasaré todo lo que estoy aprendiendo, son cosas que mis alumnos y colegas de trabajo no tienen ni la menor idea.


¿Tuviste la oportunidad de conversar con tus compaçeros de clase sobre la economía de los países de ellos? Tenemos personas de Perú, Colombia, etc., en las clases. ¿Cómo fue esa experiencia?

Fue fascinante. En el grupo tenemos personas de los Estados Unidos, Chile, Colombia, Perú, Brasil y cuando estamos conversando en el salón, traemos todas las ideas y las informaciones culturales, esto hace que tenga un panorama más allá de Brasil, pero también sobre los otros países. Tener estas clases, saber sobre el país de cada uno y tal vez viajar para allá, aprendiendo individualmente qué comanda el mercado de trabajo, cómo ellos están trabajando con respecta a la economía social, mejorando la vida de las personas que viven ahí, etc. Conversamos sobre muchas cosas, por ejemplo, la industria del café. Fue una experiencia fascinante. El conocimiento es tanto que yo no podría anotar todas estas informaciones tan rápido.


¿Hubo algún choque de realidad en cuanto a las diferencias culturales de su país y la cultura brasilera?

Yo creo que hubo una concientización. La cultura de la gran mayoría de los norteamericanos y la cultura de los brasileros son diferentes en varios aspectos, pero no veo como un conflicto, apenas diferente. Para mí, cuando se trata de culturas, no hay nada correcto y equivocado, solamente diferente. Cuando pienso en términos de la cultura brasilera, hay diversas características maravillosas.

Áreas que necesitan de mejorías en el sector de Negocios, para ayudar a los más pobres a conseguir la forma de hacer dinero, proporcionándoles mejores padrones de vida. Creo que eso es muy importante y, por lo que aprendí aquí, es algo que los brasileros están intentando hacer. Esto se alinea con todo lo que creo, mismo que haya diferencias culturales. Hay personas en el ramo de negocios, profesores, etc., que dicen “¡no nos interesa los pobres! Déjenlos descubrir qué hacer”. Yo no concuerdo con ello, independientemente de la cultura. Decir “¡Oh¡ Yo no sabía de eso, ¿y si hiciéramos esto? O, ¿si hiciéramos aquello?”, es tomar diversas culturas, unirlas, y crear algo nuevo a partir de ello. Es increíblemente fabuloso.


Eres una profesional académica con varias certificaciones. Prácticamente, todos los temas de tu trabajo, envuelven diferencias culturales, tanto que el ámbito empresarial como social. ¿Qué es lo que te intriga tanto en ese asunto?

¡Ah, no quiero llorar! Nosotros necesitamos ser lo agentes del cambio. Nosotros sabemos que las personas tienen sus derechos y deben tener cosas básicas como comida, ropas, educación. Nosotros sabemos que la educación es lo que saca a las personas de la pobreza y da una oportunidad mejor de vida. Eso significa que cultivar los valores en que creemos, que vivimos todos los días, juntando fuerzas, tomando lo mejor de cada cultural y desarrollando un plan de acción que toque la vida de todos, es importante. Es por eso que educo. Todo alumno, cuando veo que se prende el foco, pienso que es una persona más para participar del grupo que dice “NO”; el gobierno no puede hacer eso o no lo hará, no sé, no quiero entrar en cuestiones políticas, pero ¿para quién es esto? Es para ustedes, para mí. Si no entendemos las culturas de las personas con quienes estamos conversando, sus necesidades, sus ganas, no podemos construir nada bueno. Si queremo cambios, tenemos que entender a cada uno. No necesitamos decir “te amo”, pero necesitamos decir “respeto tu derecho de sentirte como te sientes, y juntos podemos encontrar un punto en común para construir el futuro de todas las personas”.

Ese es el motivo para seguir apasionada por aquello que enseño. Yo enseño negocios, aún hago consultarías y cosas del tipo, pero mi objetivo mayor es enseñar a jóvenes ser agentes de cambios, uniendo culturas en vez de: “a mí no me gusta ellos”, esto no nos lleva a ningún lugar, a no ser, solo para abajo. Necesitamos hacer que las personas crezcan, esto quiere decir que necesitamos trabajar juntos, encontrar un terreno en común, y el terreno en común no es el dinero, es quien tú eres, lo que sientes, lo que quieres ver que suceda. Es ahí que el cambio comienza y nos lleva al próximo nivel, es lo que espero poder hacer.


Cuando entras a un salón de clases, ¿cuál es tu objetivo final?

Enseñar algo nuevo, para que lo lleven consigo y usen en su trabajo. No quiero usar solo conocimientos de libros, quiero que ellos vean como eso se aplica, así como los profesores aquí lo hacen. Ellos traen la información para la vida real y abren espacio para preguntas, como pasó en Natura (empresa brasilera que actúa en el sector de productos para el rostro, cuerpo, etc.)

Cuando una persona está memorizando, no hay conocimiento. Pero cuando una persona consigue relacionar lo que aprende con lo que está viviendo, hay un entendimiento mayor, eso es conocimiento, pues lo recordará siempre. Todo grupo es una transferencia de conocimiento. Yo les doy algo que, tal vez, ya sepan, pero por la primera vez lo asociarán con la vida práctica. Eso es lo que veo en el programa. En la Fort Hays University tenemos profesores que no tienen esa experiencia de negocios, esto es algo que la IBS Américas agrega y es muy valioso en el mundo académico y profesional.


¿Qué es más importante: método o contenido?

Creo que los dos. Algunos aprenden con los errores, ¿eso es contenido o método? Yo creo que ambos son necesarios. El método es basado en el contenido, el contenido, tal vez, sea basado en métodos que fueron usados en el pasado. Es una combinación de los dos. No existe uno sin el otro.


¿Qué le dirías a alguien de tu país que está comenzando a tener el sueño de hacer un curso internacional en Brasil?

Diría: ¡Anda, hay muchas oportunidades! Especialmente para nuestros alumnos de Business en la Hays State University. Voy a promover el programa y espero que los alumnos vean el valor, tal vez investiguen por si solos. Obtener créditos por las clases que haces en verano, en un lugar tan lindo como Brasil, que tiene un maravilloso y un único ambiente de negocios, con diversas oportunidades, ¿por qué ellos no querrían aprender? Y mi experiencia ha sido tan fabulosa, que espero que tengan muchos más alumnos, no solo de mi universidad.

Para quien está leyendo el blog: “¡ustedes deben participar de los programas de la IBS Américas! ¡Es maravilloso! Aprenderás mucho, harás mucho dinero en el futuro, tendrás conocimiento, créditos en la universidad, ¿qué no te gustará? Ven para Brasil, aprender sobre la cultura y vea cuál programa traerá más oportunidades en tu país. El conocimiento es poder. ¡No lo dudes y ven para Brasil!



Para recibir más informaciones sobre nuestros cursos ejecutivos en el exterior, así cómo destinos, valores, contenido programático, etc., ¡envíanos un mensaje al correo electrónico blog@ibs-americas.com!

Aproveche y lea nuestro artículo, São Paulo, sinónimo de diversidad en todos los sentidos, para saber lo que encontrarás en el estado más rico y multicultural de Brasil.